¿Cómo tributa una comunidad de bienes?

La comunidad de bienes es una opción muy atractiva para el desarrollo común de un proyecto empresarial o la gestión de determinados bienes o derechos, siendo muy utilizada en España por los autónomos. En este artículo te indicaremos como tributa una comunidad de bienes.

Echa un vistazo a estos artículos:

¿Comunidad de bienes?

Una comunidad de bienes es una forma sencilla de crear una asociación entre dos o más autónomos. Este tipo de sociedad nace de la creación de un contrato privado entre dos o más personas, cuando comparten la propiedad de un bien o un derecho.

En este documento, los socios indican las aportaciones que realizan y los porcentajes de cada socio, así como la manera de asumir las pérdidas y ganancias que se obtienen. Es necesario que se haga una escritura pública cuando existan derechos inmobiliarios o reales.

La comunidad de bienes no posee personalidad jurídica, pero sigue los lineamientos del Código de Comercio en el área mercantil y del Código Civil cuando se trata de sus derechos y responsabilidades.

En este tipo de asociación, no es obligatorio un capital mínimo al momento de la creación, basta con aportes simples de cada miembro que formará parte de la comunidad, estos pueden ser bienes, dinero o su propio trabajo.

como tributa una comunidad de bienes

 Características de la comunidad de bienes

Entre las características más resaltantes de la comunidad de bienes están:

Su gestión suele ser bastante fácil, pues no existe la obligación de entregar cuentas anuales en el Registro Mercantil o el impuesto de sociedades en Hacienda.

Los comuneros no tienen nómina, pero los beneficios y las pérdidas se distribuyen de manera igualitaria y por eso deben pagar sus obligaciones fiscales correspondientes.

Por supuesto, esta sociedad comparte las responsabilidades fiscales que tienen otro tipo de empresas. Tiene que liquidar el IVA y el IRPF en caso de alquiler y el de las retenciones del equipo humano.

Por otro lado, cabe señalar que las ganancias y pérdidas se distribuyen equitativamente según el porcentaje que posea cada miembro de la comunidad.

Todos los socios son responsables de la empresa, ya que esta no tiene personalidad jurídica propia.

¿Cómo tributa la comunidad de bienes?

En cuanto a las responsabilidades, cabe señalar que la comunidad de bienes no tributa por los beneficios que obtiene, es un pago que asumen los comuneros. Estos deben presentar el IRPF o el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

Con la Reforma Tributaria de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, que modificó el Impuesto de Sociedades, existió ciertas dudas con respecto a la comunidad de bienes.

Desde el 1 de enero de 2016, las Sociedades Civiles están obligadas a declarar el Impuesto sobre Sociedades. Las comunidades de propiedad, por otro lado, permanecen exentas.

Por supuesto, la sociedad comparte las obligaciones fiscales de otro tipo de empresas. La comunidad de bienes tiene que liquidar el IVA y el IRPF en caso de alquiler y el de las retenciones del equipo humano.

Obligaciones de la Comunidad de Bienes

Entre las obligaciones tributarias de la comunidad de bienes encontramos que: las retenciones a cuenta del IRPF a los profesionales se liquidan cada tres meses a través del Modelo 111.

También se debe consignar el Modelo 115 de retenciones a cuenta del IRPF, si es titular de un contrato de arrendamiento.

El Modelo 184 permite realizar una declaración para entidades en régimen de atribución de rentas, especificando a los comuneros y los ingresos que corresponden a cada uno.

El Modelo 123 especifica los dividendos pagados a los socios capitalistas. Esta permite liquidar retenciones de ingresos a cuenta del IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y el IRNR.

El Modelo 180 y el Modelo 190, declaraciones que se presentan cada año sobre retenciones e ingresos a cuenta del IRPF a socios capitalistas. 

La comunidad de bienes presentar liquidaciones cada tres meses relacionada al IVA en el Modelo 303 y anualmente en el Modelo 390.

Obligaciones de los socios comuneros

Los socios comuneros tienen responsabilidades fiscales, por lo tanto, deben rendir cuentas relacionadas a los gastos e ingresos de la comunidad de bienes, esto se efectúa cada tres meses empleando el Modelo 130 o Modelo 131 dependiendo de la actividad que se desarrolla. Cada uno debe dejar constancia de su participación.

Los montos relacionados a las ganancias se especifican en la Declaración de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) cada año.

Ventajas de la comunidad de bienes

Una de las principales ventajas de la comunidad de bienes es su rápida, sencilla y fácil constitución. Además, los procedimientos son muy económicos y los costos son mínimos.

Tampoco le exige aportar un capital mínimo para su constitución, aunque el contrato sí tiene que detallar el aporte que realiza cada uno de los socios.

Otra gran ventaja de la comunidad de bienes es que, a nivel fiscal, como socio solo pagas por los beneficios que obtienes.

Todos los miembros de la comunidad de bienes asumen el mismo riesgo, es decir si la empresa tiene pérdidas, tienen la obligación de atenderlas a título personal. Lo mismo ocurre con las deudas, si la empresa se endeuda y no puede hacer frente a sus acreedores, como participante tendrás que responder a nivel personal al igual que el resto de socios.

¿Cómo se constituye una comunidad de bienes?

Constituir una comunidad de bienes es bastante sencillo y económico, por esta razón es una opción muy atractiva para los autónomos en España. Este tipo de empresas se constituye en pocos y simples pasos que te indicamos a continuación:

Paso 1: Contrato privado

Lo primero que tienes que hacer es un contrato privado entre los miembros que forman parte de la empresa. Se recomienda que la constitución de la Comunidad de bienes se haga también en escritura pública, cuando se proporcionen bienes inmuebles o derechos, generando mayor compromiso de los socios.

Paso 2: Presentación del contrato privado en la Agencia Tributaria

El contrato debe presentarse a la Agencia Tributaria para que la administración emita el CIF de la comunidad de bienes. Este número la identifica a efectos fiscales y la diferencia de los socios, ya que todos los comuneros deben ser autónomos.

Si se proporcionaron bienes de algún tipo, es necesario liquidar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, que representa una obligación cuando existen aportes en la creación de la Comunidad de Bienes.

Debe darse de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (I.A.E)

Paso 3: RETA

Los miembros de la comunidad que no estén registrados en el RETA (Régimen Especial de Autónomos) deben gestionar su inscripción obligatoria como autónomos a través de la Seguridad Social.

Si se contratan trabajadores para la comunidad, también deben estar registrados en el régimen general. Finalmente, debes solicitar el libro de visitas.

Copyright © Gestorias.Club

Toda la información sobre Asesoría y Gestiones de manera totalmente GRATUITA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram